jueves, 16 de octubre de 2014

Los templarios en Portugal y la Orden de Cristo

El Convento de Cristo, en Tomar (Portugal), es simplemente una estructura arquitectónica impresionante.


PLANTA DE TOMAR. FOTO DE LA AUTORA


DETALLE TOMAR. FOTO AUTORA

Hasta hace unos años apenas existía historiografía sobre las órdenes militares en Portugal, como dejo patente Lomax en su obra del año 1976. Hoy ya podemos decir que va habiendo una bibliografía sobre el papel de las Ordenes Militares en el Reino de Portugal, su composición, distribución patrimonial, y las relaciones que mantuvieron con la Corona, la Iglesia, etc, papel en la cruzada africana y en los descubrimientos de ultramar.


CASTILLO TEMPLARIO DE ALMOUROL, SITUADO EN UNA ISLA DEL TAJO.


Aún queda mucho por hacer, pero estamos ante un buen comienzo. aunque hay lagunas sobre el comienzo de esa presencia en esos momentos en que justo es el momento del parto del Reino de Portugal.
CASTELO DOS MOUROS, SINTRA.  FOTO DE LA AUTORA DEL BLOG.


Las Ordenes Militares con presencia en Portugal son la Orden del Temple, Orden del Hospital, Orden de Avis-Evora, Orden de Santiago y Orden de Cristo.

El primer dato sobre la presencia templaria en el reino portugués es antes del reconocimiento internacional del Reino y antes del reconocimiento en el Concilio de Troyes del Temple. Es decir, hablamos de la donación del año 1128, de la Infanta Teresa, madre del que en breve será rey de Portugal del castillo y termino de Soure, en la región de Coimbra. Lugar estratégico para la reconquista del territorio.

Datos a tener en cuenta, los templarios son unos desconocidos. No han participado en batalla alguna en Tierra Santa y aún no han sido presentados socialmente en Europa de la mano de Bernardo de Claraval en Troyes. A Soure, se le sumaron más territorios en la región gallega y del Miño que pertenecían a Teresa. La zona de Soure, era inestable y los almorávides tenían sus ojos puesta en ella. En la vida de San Martinho de Soure, se dice que los beneficios de la zona iban para la campaña en Tierra Santa y la protección de peregrinos en Palestina, aunque en 1129, tras el Concilio de Troyes, comienzan la defensa y el apoyo en la Reconquista de los territorios del que será Reino de Portugal.
Hubo multitud de donaciones entre 1129 y 1140, y a partir de esta fecha se incrementa la presencia templaria y guerrera. Destacando su labor en la defensa de Soure (1144) , conquista de Santarem / 1147), toma de Lisboa (1147). Su fama como bravos guerreros va creciendo, y aumentan las donaciones. Castillos de Longroiva, Mogadouro, Penas Roias, Monsanto, Idhana, Zézere,  hospital de Braga. Se destaca ya en los documentos al Procurador del Temple Hugo de Martone, o Pedro Harnales. Aunque sin duda la gran figura templaria de esta época es Gualdim Pais, que fue el héroe de la toma de Ascalon en Tierra Santa, Gaza, y el cerco de Antioquía,  y que terminará siendo el Gran Maestre de la Orden en Portugal y fundará el castillo de Tomar.

Casí todos los castillos del Temple en Portugal fueron reformados o levantados por la Orden. Destaca sin duda el castillo de Tomar, levantado entre 1160-1170.


El castillo de Tomar, tiene la torre del homenaje más antigua de Portugal, y destaca la iglesia románica con su impresionante "charola", inspirada en el Santo Sepulcro de Jerusalén. La eficacia constructiva fue probada en 1190 cuando Yacub al-Mansur, intento conquistar Tomar, y la asedió durante una semana en vano. Este hecho es recordado en una lápida de Tomar, ya que el número de adversariós fue de 400.000 hombres a caballo y casi 500.000 infantes a pie.

No sabemos bien por qué pero la Orden estuvo más interesada en esa zona al norte  del Tajo, que en su expansión al sur, pese a la promesa del monarca de su concesión allá por 1169.

Pese a la estrecha relación de algunos maestres portugueses con la Corona, sabemos poco por no decir casi nada de esas relaciones. Intentaban mantenerse al margen en las fortalezas fronterizas con Castilla, en tierras de Zamora, Salamanca, Cáceres y Badajoz. Y aunque en 1199 lucharon en Ciudad Rodrigo favoreciendo a Portugal eso no impidió que en 1212, fueron los guerreros más combativos en las Navas de Tolosa.

Es importante investigar esa relación con los monarcas portugueses  y así entenderemos mejor el nacimiento de la Orden de Cristo. En la actualidad algunos historiadores portugueses apuntan a las habilidades diplomáticas del Rey Dionis la pervivencia del Temple, y su papel un siglo después en los descubrimientos portugueses.

Oficialmente la Orden de Cristo, nace como resultado de la negociación sobre el destino de los bienes del Temple en Portugal. 

En 1309, el monarca intentó que lo expoliado fuera entregado a la Corona. Tras hablar con Fernando IV de Castilla y Jaime II de Aragón ( 1310-1314) Los monarcas coinciden en que los bienes no deben salir de sus jurisdicciones, el monarca portugués apela diciendo sobre el vinculo del Temple con la Corona portuguesa en la defensa del reino. De nuevo su suplica no es escuchada por lo que decide ya animado por la solución del Reino de Aragón de crear la Orden de Montesa, opta por solicitar en 1318, la milicia de Cristo, en Castro Marim, en tierras del Algarve. La Orden se pondrá bajo la regla del Cister y se escogerá al Maestre de la Orden de Avis, Gil Martins de Outeiro como Maestre de la nueva Orden que absorverá bienes y caballeros del Temple. La bula de fundación será reconocida  el 11 de mayo del año 1319, y el 18 de noviembre de ese mismo año será instituida canonicamente la Orden de Cristo en Santarem, ante el Rey y miembros de la Corte.

Todo apunta a que Castro Marim, era casi una tapadera, pues los freires que allí quedan están en condiciones penosas y casi pasan hambre. Pronto Tomar, vuelve a cobrar protagonismo.


CASTELO POMBAL


Al haberse metido la Corona en la creación pronto se empieza a notar un desvinculamiento paulatino con el Cister, la relación con el Temple es obvia. Los freires de Cristo, nunca descuidaron la memoria de los mártires del Temple, así como la conservación de sus archivos. Todavía en 1419, el cronista de la Orden de Cristo habla del Temple como el comienzo de su Orden. Sin embargo la preservación de la tradición templaria y el respeto por el pasado se combinó con novedades institucionales, los más importantes eran la desvinculación internacional y la subordinación total a la Corona. El maestre, y los comendadores estaban obligados por bula a rendir homenaje al Rey y necesitaban su aprobación para la administración general, nombramiento de maestres y comendadores, así como destituciones.


CASTELO GUIMARAES, FOTO DE LA AUTORA.


En total la Orden de Cristo, tuvo 40 Encomiendas en Portugal. La Corona destituyó a Maestres como Joao Lourenço, o Rodrigo Anes que fueron sustituidos por un Maestre de apenas 12 año, sobrino de la reina. Esto nos dice del nivel de aristocratización de la Orden de Cristo. Otra diferencia con los templarios es que un caballero de Cristo, podía disponer de un tercio de sus bienes en el Testamento y es sabido que los caballeros cada vez pecaban más en temas de castidad, tanto es así  que en 1496, el Papa les dispensó del voto de castidad para que se pudieran casar.

Portugal, vinculó a las Ordenes Militares en la Cruzada en África, donde reconquistan Ceuta (1415), los viajes de ultramar, y la vinculación se hace total con la Corona, cuando los infantes Joao y Henrique son nombrados maestres de Santiago y Cristo en 1418 y 1420. La Orden de Santiago es a partir de ahora, la gran impulsora de la reconquista del Algarve.