viernes, 28 de junio de 2019

Simbolos del Temple


«Caldea, India, Persia, Egipto, Grecia, los moros, se han transmitido la magia, la ciencia más alta entre las ciencias ocultas, y que lleva en sí el fruto de las veladas de cada generación. Allí estaba la sede de la grande y majestuosa Orden del Temple. Quemando a los templarios, uno de vuestros predecesores no ha quemado más que a los hombres, pero no ha quemado los secretos. La reconstrucción del Temple es la palabra de orden de una nación ignorada, de razas de intrépidos investigadores, vueltos hacia el oriente de la vida, todos hermanos, todos inseparables, todos unidos por una idea, marcados por el sello del trabajo».


Honoré de Balzac

Todo en el Temple tiene doble lectura, una para los profanos y otra para su círculo de iniciados: la Orden del Valle. La simbología del Temple es compleja, en ella se funden símbolos de Oriente y de Occidente, ya que ellos fueron un puente para la transmisión de esa cadena universal de iniciados que desde el principio de los tiempos ha existido. Los templarios sabían que en todas las verdaderas religiones que han sido reveladas por Dios se halla por debajo de lo exotérico, la Antigua Sabiduría del Fuego. De ahí que Bafomet, sea el Bautismo del Fuego o Sabiduría. En el cristianismo lo conocemos como el Bautismo del Espíritu Santo que sería el lado femenino del Creador. La Filosofía del Fuego, no es más que un símbolo del Amor.

 La Tradición nos dice que las primeras iniciaciones en los Misterios fueron los atlantes, y que estas son el origen de la Filosofía Hermética. Esta desde el mítico continente, península o isla que cayó bajo las aguas como castigo divino, se expandió por Asia, India y Egipto. En Egipto existía   la Tradición de que los Misterios de Isis y Osiris son el legado atlante.

 Esta Ciencia Oculta Superior, mantenida boca a oído, para mantener la chispa del Verbo, instruye entre otras cosas sobre la Vida Futura, la Ley del Karma, la Ley de Reencarnación, y los 7 principios herméticos que nos dicen que el Todo es Mente, y el Universo es mental. El objetivo de la Tradición es el de ennoblecer a la humanidad y despertar en el Ser Humano la realización de la divinidad del Espíritu o Fuego, a través del Amor Incondicional, dentro de nosotros mismos. Los símbolos templarios que estudiaremos están vinculados a esa Tradición Universal.  La Luz, es la base secreta de los Misterios Antiguos y es la base de las Religiones y las Fraternidades Legitimas de Sabiduría.  El calor del fuego es la Vida del Hombre. El Alma no podría existir sin Luz. Quien logra hallar la Luz dentro de si mismo, halla a Dios y asegura su propia Inmortalidad.

Los templarios como todos los iniciados, siempre que pudieron simbolizaron su aspiración y el fin de su obra…El logro de la Luz.

LOS DOS CABALLEROS

 Es el sello templario más conocido y aparece hacia el año 1200, cuando es Gran Maestre Gilberto Erail. Aragonés que fue hasta 1190 Maestre de España, y luego Preceptor de Francia. Famoso por cumplir su palabra, apostar por la paz y las negociaciones, pactó con Saladino (sufí y kurdo de origen). La versión de 1259 que dice Sigillum Militum Xpristi, que fue enviado a la abadía de Saint Victor de Paris, el que todos tenemos en mente. Es uno de los símbolos templarios más profundos y ricos por ello, no es de extrañar que, al hablar del Temple, nos venga esa imagen de los dos caballeros montados en un caballo. Esta iconografía la vemos ya, en la antigua Sumeria, vinculada a la «caballería solar» y «héroes», así como en Persia, Sufismo etc.
 Hay una antigua leyenda que nos dice, que es símbolo de pobreza ya que al principio la orden era pobre y los hermanos debían compartir caballo, pero esto está muy alejado de la realidad. Este símbolo al igual que la cebolla tiene muchas capas.
1.- En el contexto templario, los dos jinetes representarían al caballero y al monje, es decir, la unión de la función guerrera y la sacerdotal. La lectura gnóstica nos habla de la sombra y la luz, el bien y el mal, nosotros y nuestra sombra a vencer. Lo material y lo espiritual. La doble naturaleza de Cristo. Hay un cuadro de Leonardo da Vinci, donde vemos a Jesus y Juan que nos da una pista cristianismo gnóstico. María (Sofia) da a luz, al Amor y al Conocimiento.

2.- Encuentro entre Oriente y Occidente, el sufismo y la gnosis cristiana, la Iglesia Tradicional y el Hermetismo Tradicional.

3.- Lo visible y lo invisible, el Temple externo y el circulo interno de los Hijos del Valle o Iniciados que desde la sombra dirigen la Orden.

4.- El caballo, es la cábala, el conocimiento, el maestro y el discípulo, boca-oreja, en la transmisión de la chispa y la palabra.

5.- Dos jinetes en un caballo, representan la polea fija o madre del caballero del iniciador y la polea móvil, o hija del misterio, los gemelos, los hermanos, la pareja, los compañeros de armas, los compañeros constructores, el caballero y su siervo, el Perfecto y su socius… es la pareja al estilo de Aquiles-Patroclo, Orestes-Pilades.

6.-El sello era de plomo, los dos caballeros serian el azufre y mercurio alquímico que obtienen el caballo.  La Alquimia es un símbolo egipcio. En Egipto, al caballo se le llama nefer, lo perfecto. El Nefer es un jeroglifico que representa el corazón y la traquea, se representa con un jarrón que contiene las esencias para embalsamar al difunto hecho en alabastro. Lo cual tiene vinculación con el Grial,  también con ciertos chakras, etc.  y el Alto Egipto “ Blanco Nefer” ( Luxor, Menfis, Saqara, Menfis y diferentes yacimientos coptos, se encuentran en  el Alto Egipto).




 7.-El androginato o doble naturaleza humana, las dos almas que los egipcios llamaban el Ka y el Ba, la terrestre y el doble, que a través del puente que es el caballo, expresan la experiencia del alma en la carnalidad de esta existencia material. Esto se confirma si sumamos que los dos caballeros y el caballo, nos dan 3, que representa el cuerpo, alma y espíritu o principio trinitario del iniciado. También son las dos espadas que blandir, la temporal y la espiritual.

BIBLIOGRAFÍA:
Almazán de Gracia, Ángel, Esoterismo Templario, Sotabur S.L, Soria, 2003.
Desgris, Alain, Guardianes de lo oculto. La Orden del Temple y la Caballería Masónica Templaria, Ediciones Belaqva. Barcelona, 2002.
P. Hall, Manley, Las enseñanzas secretas de todos los tiempos, Editorial Planeta, Barcelona, 2011.
Ríos Ferrer, Carmelo, Los Maestros del Secreto, Libros del Olivo, Madrid 2014.
Steinberg Guzmán, Delia, El Ideal Secreto de los Templarios, Editorial N.A., Madrid, 2015.
Swinburne Clyment, R., La Antigua Sabiduría del Fuego Viviente: El Sendero de la Verdadera Iniciación, Editorial Humanitas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Camino de Santiago - Vía Turonensis (I PARTE) (2013)

 «  Valido la inscripción de este blog al servicio Paperblog bajo el seudónimo guardianesdelatierrasagrada  » INTRODUCCIÓN Manuel Cri...