viernes, 27 de diciembre de 2013

La magia de San Pedro de la Mata.

Si existe un paradigma de lugar relegado al olvido por culpa de la "burrez" de un lugareño que abrió la veda al expolio, este es sin duda San Pedro de Mata.

Viendo atractivas aquellas ruinas, decidió llevarse piedras labradas a su casa, pilas bautismales y todo lo que pudo, al vecino pueblo de Arisgotas , y tras él siguieron otros vecinos, tanto de Arisgotas como de Casalgordo.  Cuando uno visita Arisgotas, y observa casas, y  la parroquia, no puede menos que quedarse ojiplático. Allí hay más restos "decorativos" visigodos que en multitud de secciones de museos o en el mísmisimo "Museo de los Concilios" de Toledo.

Expolio, negocio... tras tres visitas a Arisgotas, una persona de las que supuestamente más ha luchado por su patrimonio, nos ofreció vendernos fíbulas que había encontrado en la necrópolis de los Hitos.. Increible pero cierto. En Casalgordo, y Sonseca se utilizaban  craneos, y restos cerámicos de la época visigoda para tapiar acequias o cascar almendras, tal y como recoge un cronista del pueblo en un libro, como anécdota.

Pero pese a la ruina que encontraremos, merece una visita, tanto por ser iglesia  visigoda como por estar relacionado con los "templarios".

En esta página el lector puede encontrar unas buenas imágenes:

http://grebarsan.wordpress.com/2009/02/08/san-pedro-de-la-mata/

No hace muchos años, la Agente de Desarrollo, ignoraba que esas ruinas eran "monumento nacional", y no es de extrañar que lo sean pese a la negligencia y total abandono, siendo lugar visitado por fumaporreros, y haberse cultivado y echado tierra sobre los cimientos medievales del supuesto convento templario. Si a alguien le interesa tengo fotos, de antes de ser enterrados por un agricultor. Ignoro si esto habrá cambiado tras la caida de la industria téxtil y la madera , viendo en estas ruinas un recurso turístico. Pero como digo  hace unos años la situación era penosa.



La evolución de la construcción de esta iglesia, la podemos encontrar aquí:



Lo que hace tan especial esta iglesia es su vinculación con una leyenda "templaria", repleta de dobles significados,  que vincula a varios pueblos de los Montes de Toledo, a los túneles que los unen y lo que podemos encontrar en las cercanías. Desde un santuario prehistórico donde podemos ver como se dió forma de cabeza de águila a una roca que posee, una "huella de gigante", la presencia de un templo dedicado al Dios Mitra, presencia de "piedras oscilantes" o la cercanía de una estupenda iglesia románica o un Monasterio visigodo como San Bartolomé  , más conocido en Arisgotas, como los Hitos. Eso sin dejar atras la Cueva de Abraham, o la Torre Tolanca, que hace siglos resplandecía por la presencia de cuarzos, que la gente fue arrancando como souvenir durante décadas.  ( Recuerdo  que Tolanca , es un recuerdo a ese "Tholus" o bóveda celeste), torre con una de las leyendas de "moura " encantada, junto a la de Ajofrín más bonitas de Toledo.

La roca sobre la que se asienta la Iglesia, que espeluzna visitar  tras un día de lluvia, pues tiene tal cantidad de óxido de hierro que hace que parezca que pisas un enorme charco de sangre. Por toda  esta presencia de lugares de poder en sus cercanías, si a mi me preguntaran, por un lugar mágico de la provincia de Toledo, pese al estado ruinoso , la apariencia desangelada del lugar, yo sin duda diría que se lo ha ganado San Pedro de Mata por encima de otros más conocidos y publicitados como Melque, o San Martín de Montalbán, etc.. Además invitaria a los visitantes a caminar por sus alrededores, repletos de zarzas y ruda.

Sin lugar a dudas la Mesa con cuatro patas de los misterios toledanos se apoyaría, en las Cuevas de Mocejón, y las de Ocaña, las Iglesias de Melque y San Pedro de Mata, y la que fuera casa de Luisa Pando, con aquellos grafitis medievales que evocan a la lujuria  cristiana  junto a la la presencia de la guilgul hebrea, simbolo de la reencarnación, junto a una tábula musulmana que dice aquello de "el que sabe la magia", de época medieval. Cuatro claves para entender que fue la Escuela de Magia de Toledo. Lugares vinculados a un donado templario y sus hijos, de la más rancia nobleza astur-gallega que darían como descendientes entre otros a Miguel de Cervantes o los Duques del Infantado.  Personaje que estudio desde al año 2001 y cuya vida le hizo merecedor de ser conocido como el segundo Cid, durante generaciones, aunque la nuestra lo dejó caer en el olvido. Lugares que consiguieron captar la atención de Juan de Herrera, Pizarro, el Obispado de Toledo,  el Cardenal Cisneros, Carbonarios y Masones.

San Pedro de Mata y sus claves sobre el aljofar de Salomón o lo que es lo mismo las perlas de Qatar, a las que hace referencia su leyenda "codificada".