martes, 14 de agosto de 2018

Wadi Rum.. de hesicastas a jedais, pasando por beduinos.

29683992_1825719534147610_6731065982797340954_n
La autora del Blog, Mercedes Yzquierdo en el desierto de Wadi Rum.

(PUBLICADO POR LA AUTORA EN: https://mercedesyzquierdotraselvelodeisis.wordpress.com/2018/04/05/wadi-rum-de-hesicastas-a-jedais-pasando-por-beduinos/)

Las raíces cristianas del Valle de la Luna añadieron profundidad al planeta Jedha de Star Wars.

En el 2015, la casualidad me llevó a conocer Jordania y el desierto de Wadi Rum. Yo había organizado una charla sobre templarios y masonería en el Palacio de Benacazón en Toledo. La comida la realizamos en el restaurante de mi amigo Ghaleb Zahra, junto a la Mezquita del Cristo de la Luz.. el había invitado a su amiga Mercedes de Jordania Única, y al terminar la charla, estaba invitada a gastos pagados para ir a Jordania.  Y asi fue como dos semanas despues junto Mercedes y Rosa, visité Jordania. Estuvimos en el Mar Muerto, Petra, Wadi Mujib y Wadi Rum, donde Mercedes tiene muchos amigos. Y al igual que ella, me enamoré del desierto y sus gentes. Tanto de los beduinos jordanos como de los trabajadores coptos egipcios que allí trabajan, y de algún que otro sufi despistado que también para por allí.  Wadi Rum, es pura magia, si uno mira en el mapa estamos en pleno Paralelo 30. Estamos  a un ratillo en automovil de Petra, Aqaba, y en linea recta de los templos y pirámides de Egipto, del desierto de Sinaí…  es decir estamos en tierra sagrada, no me preguntes porque siento eso pero es lo que siento cuando piso esa arena rosa que me ha obligado a repetir aquella visita, exclusivamente a pasar una semana en el propio desierto, ese que visitan con prisas solo para comer asado en la arena los turistas, que no se paran a meditar ante la belleza majestuosa que los rodea y que le ha valido a Wadi Rum, ser Patrimonio de la Humanidad.
Todos  los fans  de Starwars, sabemos como se cuidan y buscan las localizaciones de la saga. Y ahí tenemos que Rogue One: una historia de Star Wars entretuvo al público con su cautivadora narrativa y sus hermosas vistas. Lo que quizá sorprenda a algunos es que un paisaje fundamental de la película (conocido como el planeta-luna de Jedha) no fue producto de la animación digital.  Era mi adorado desierto de Wadi Rum.
Es un emplazamiento real, mencionado en la Biblia, que fue también hogar de monjes y eremitas cristianos de la Antigüedad tardía y de principios de la Edad Media. De hecho, la tradición de los Padres del desierto egipcio llegó a extenderse hasta esta región.
Mientras preparaba Rogue One, el director Gareth Edwards concebió el planeta Jedha como un lugar de peregrinación religiosa en el universo Star Wars. Según declaró Edwards a los periodistas, “si Una nueva esperanzaes, más o menos, como la historia de Jesús, tiene que haber toda una religión detrás de ello (…) Durante miles de generaciones, los Jedi han sido los líderes de este sistema de creencia espiritual (…). Por lo tanto, tiene que haber un equivalente a la Meca y Jerusalén en el mundo de Star Wars”.
Entonces, se creó toda una historia espiritual de fondo para el planeta Jedha: dentro del universo Star Wars, este es el lugar al que iban los caballeros Jedi para hacer sus espadas láser, un lugar que gira en torno a un templo para los creyentes en la “Iglesia de la Fuerza”: una antigua religión sobre la misteriosa energía que une el universo Star Wars.
Resulta especialmente interesante que Edwards escogiera el Uadi Rum (que en árabe significa Valle de los Romanos, también conocido como Valle de la Luna), en Jordania, como telón de fondo para su ficticio planeta Jedi. El lugar, sin duda, tiene un aura mística, como de “otro mundo”, y de hecho ha sido utilizado frecuentemente para películas ambientadas en el planeta Marte. Pero lo más importante es que también alberga una dimensión espiritual con una historia propia no menos rica.
Bíblicamente hablando, algunos investigadores creen que Uadi Rum aparece en el libro de Génesis con el nombre de Aram o Iram, y también podría ser la tierra de Us mencionada en el libro de Job.
Otros expertos la consideran parte central de la tierra de Midián, donde huyó Moisés después de matar a un egipcio (ver Éxodo 2,11). Cualquiera que fuera el caso, el Uadi Rum tiene una notable conexión histórica con varios acontecimientos bíblicos y, más adelante, se convirtió en el foco del ascetismo cristiano.
Antes de los días del Califato Rashidun (u Ortodoxo, periodo de los cuatro califatos principales establecidos tras la muerte de Mahoma), el desierto de Uadi Rum perteneció primero al reino nabateo, luego al imperio romano y, finalmente, a los bizantinos. Fue durante este último periodo cuando, según parece, recibió su nombre actual: los habitantes del desierto —principalmente tribus beduinas que o bien adoraban a dioses romanos o se habían convertido al cristianismo—, se referían a las comunidades monásticas y ascéticas cristianas establecidas en la región como ‘rum’, es decir, ‘romanos’, una palabra que servía tanto para los romanos orientales (o sea, bizantinos) como para los griegos.
Actualmente no hay vida monástica en Jordánia, ni católica ni ortodoxa, aunque sí hay presencia cristiana por todo el país, lo cual mantiene con mucha vida una tradición de dos mil años de antigüedad. Pero aunque no hayan vivido monjes en el desierto o las colinas de alrededor durante siglos, el visitante todavía puede ver, pasear e incluso descansar en las cuevas donde una vez vivieron, ya que hoy en día las usan sobre todo los pastores mientras sus rebaños pastan en los alrededores.
Aunque el director de Star Wars Gareth Edwards no escogió el Uadi Rum por sus cimientos espirituales, la excepcional historia de la región añade autenticidad al planeta ficticio de Jedha, haciendo de Uadi Rum un lugar de peregrinación y soledad tanto para caballeros Jedi, monjes cristianos y caballeros cruzados del no muy lejano castillo de Karak. La magia de este lugar persiste y aqui conviven de diferentes etnias, nacionalidades y religiones en paz. Ese es el enigma de Jordania que siempre te atrapa, su paz y hospitalidad, aparte de sus tesoros naturales y culturales. En otro post os hablaré de los beduinos.
29511614_1816941641692066_7675431338567969346_n.jpg
La autora con una  amiga
029511972_1816961275023436_1626563877098774639_n.jpg

EL MENSAJE SIMBÓLICO DEL ARTE MEDIEVAL, I: El hallazgo de la pieza que une Egipto con el Occidente Medieval. Cimientos del Arte Medieval.


0.jpg

Detrás de cada piedra hay una historia, mito, leyenda, una verdadera historia para aprender. El legado de nuestro pasado fue transmitido a través de una cadena inmortal de conocimiento. Esta cadena tuvo una época dorada y luminosa en el Medievo. Diferentes circunstancias se dieron en diferentes lugares, pero todas apuntaban a un mismo punto, la luz y la doctrina del amor.

La Orden del Temple junto a las Ordenes Sufis del Medio Oriente, fueron los motores de este resplandor que iluminó a la humanidad hasta llevarla al Renacimiento de la Cultura, Ciencias y las Artes.
Pese a que haya autores que hablen de una etapa oscura, tanto en mi Blog “La Luz del Medievo”, como en “Tras el velo de Isis”, pensamos que fue uno de los momentos más gloriosos del intelecto y el corazón humano. Comenzamos la época medieval en el siglo VI, con el visigodo sevillano San Isidoro de Sevilla, y en Italia con San Benito y su fundación del Monasterio de Monte Cassino, y proseguimos con la época dorada monacal de la Iglesia Celta, San Patricio, Beda el Venerable, que lograron conservar y transmitir el legado de Occidente a los demás monasterios de Europa. Ahora se está estudiando cómo fueron monjes coptos llegados desde Egipto quienes promovieron la cristianización en Irlanda. Esta vinculación es fruto de un estudio intenso de la simbología del arte medieval de Irlanda y que sobre todo tuvo una confirmación en el año 2006. No pocos éramos los Historiadores de Arte que cuando visitábamos Irlanda, así como los propios irlandeses, que se daban cuenta de esos vínculos inexplicables con Egipto que ya eran reales en épocas precristianas como cuentan diferentes mitos gallegos, que cuentan como parten los Hijos de Osiris desde la Coruña hacia Irlanda.
Para su sorpresa en la tierra, vio sobresalir un antiguo manuscrito, el cual estaba milagrosamente intacto después de más de mil años. Informaron rápidamente a los arqueólogos y recuperaron cuidadosamente el manuscrito, y así empezaron de inmediato a investigarlo y a reunir todas las piezas.

El Salterio se ha fechado en aproximadamente el año 800 y es uno de los documentos más antiguos que se han encontrado de la Iglesia en Irlanda.

Cuando se encontró el manuscrito, estaba abierto por el Salmo 83, y algunos lo percibieron como una profecía sobre la destrucción de Israel.

El texto del Salmo 83 (84) dice:
Al director musical. Sígase la tonada de “La canción del lagar”.
Salmo de los hijos de Coré.
1 ¡Cuán hermosas son tus moradas, Señor Todopoderoso!
2 Anhelo con el alma los atrios del Señor; casi agonizo por estar en ellos.
Con el corazón, con todo el cuerpo, canto alegre al Dios de la vida.
3 Señor Todopoderoso, rey mío y Dios mío, aun el gorrión halla casa cerca de tus altares; también la golondrina hace allí su nido, para poner sus polluelos.
4 Dichoso el que habita en tu templo, pues siempre te está alabando.
5 Dichoso el que tiene en ti su fortaleza, que sólo piensa en recorrer tus sendas.
6 Cuando pasa por el valle de las Lágrimas lo convierte en región de manantiales;
también las lluvias tempranas cubren de bendiciones el valle.
7 Según avanzan los peregrinos, cobran más fuerzas, y en Sión se presentan ante el Dios de dioses.
8 Oye mi oración, Señor, Dios Todopoderoso; escúchame, Dios de Jacob.
9 Oh Dios, escudo nuestro, pon sobre tu ungido tus ojos bondadosos.
10 Vale más pasar un día en tus atrios que mil fuera de ellos; prefiero cuidar la entrada de la casa de mi Dios que habitar entre los impíos.
11 El Señor es sol y escudo; Dios nos concede honor y gloria. El Señor brinda generosamente su bondad a los que se conducen sin tacha.
12 Señor Todopoderoso, ¡dichosos los que en ti confían!
El descubrimiento más significativo fue el forro original de cuero que protegía el salterio. Estaba intacto y ofrecía una valiosa información sobre los orígenes de la Iglesia en Irlanda. El interior del forro de cuero “está revestido de papiro, un material de escritura producido a partir de las cañas que crecen en el Mediterráneo oriental, de forma más reconocida en Egipto. El papiro probablemente fue colocado en el interior del forro para actuar como refuerzo”.

Algunos investigadores creen que el “hallazgo de papiro egipcio representa potencialmente la primera conexión tangible entre el cristianismo irlandés temprano y la Iglesia copta de Oriente Medio”.

Actualmente se exponen dos páginas del Salterio en el Museo Nacional de Irlanda y, debido a su delicada sensibilidad a la luz, únicamente puede exhibirse durante tres meses. Se considera uno de los mayores hallazgos en Irlanda desde el Cáliz de Ardagh.

Este descubrimiento confirma que las tradiciones que hablan del origen de la Iglesia celta, en refugiados judíos que conocieron a Jesús, como José de Arimatea (Vinculado al Grial y al linaje de Jesús). Estos misioneros judíos, compañeros de Jesus, fueron llamados en Gales e Irlanda, El Culdee. Y a estos les siguieron los monjes coptos de Egipto y el monacato de Siria, que estuvo en contacto con Irlanda y tal vez el norte de España, ya que también vemos la influencia del arte copto en la España Visigoda, etc.
La autora, investigando en el año 2010 , la presencia templaria y la influencia copta en la Iglesia Celta. La investigación proseguiría con una nueva estancia en el año 2014.

La iglesia celta era joánica, frente a Roma y Pedro, y de fuerte influencia de las teorías comunitarias de Qunram. Y la Orden de la Culdee, tuvo su primer asentamiento en Gales, seguido de Irlanda. La tonsura clerical o rapado, no era el romano en la coronilla y circular sino un rapado lateral, a semejanza del de los sacerdotes y faraones del Antiguo Egipto que llegó procedente de los misioneros coptos. Los Culdees, eran herederos de los colegios druidas, vestían de blanco, y se aposentaban en los antiguos lugares sagrados celtas, pero con esa influencia del cristianismo egipcio que en sus cimientos tenia aún la religión egipcia como base. Religión que si se estudia con detenimiento es un sistema monoteísta donde los diferentes atributos son narrados bajo el manto de diferentes dioses tal y como pasa en la India, y los propios druidas etc. Es decir, todas aquellas tradiciones que proceden de la Tradición Primordial, y por lo tanto buscan la luz, el Sol, el Verbo, el amor y al Dios único que las origina y está en todas partes, incluido el corazón del Hombre. La riqueza de la simbología celta medieval y su influencia en países como Francia, Italia o España en el medievo es obvia y la iremos estudiando con detenimiento en siguientes entregas.


BIBLIOGRAFIA BÁSICA:
Carrillo Emilio, Buscadores.
Musquera Xavier, El despertar del Hombre
Musquera Xavier, Ocultismo Medieval
Oré Belsuzarri, Herbert, Las iniciaciones a través de la Historia
Ríos Carmelo, Los Maestros del Secreto,
Ríos Carmelo, La Atlántida y la Tradición Oculta
Sebastián Santiago, Mensaje Simbólico del Arte Medieval
BIBLIOGRAFÍA SORE LA IGLESIA CELTA MEDIEVAL.
Adomnan, Life of Columba, ed. A. O. and M. O. Anderson, 2nd edition (Oxford Medieval Texts, 1991)
Annales Cambriae, ed. Rev. John Williams ab Ithel (London : Longman, Green, Longman and Roberts, 1860)
Bede, Historiam Ecclesiasticam Gentis Angelorum, in Venerabilis Baedae Opera Historica. ed. C. Plummer (Oxford, 1896)
Cummian, De controversia paschali and De ratione conputandi, eds. Maura Walsh and Dáibhí Ó Cróinín (Toronto: Pontifical Institute of Mediaeval Studies, 1988), pp. 93-5.
Gildas, De Excidio Brittaniae, ed. J. A. Giles, Six Old English Chronicles (London, 1848)
Historia Brittonum, ed. J. A. Giles, Six Old English Chronicles (London, 1848)


 https://mercedesyzquierdotraselvelodeisis.wordpress.com/2018/08/06/el-mensaje-simbolico-del-arte-medieval-i-el-hallazgo-de-la-pieza-que-une-egipto-con-el-occidente-medieval-cimientos-del-arte-medieval/

La danza: un viaje iniciatico

La danza es un lenguaje universal y un medio de unión universal. En todas las latitudes, el hombre celebra la vida bailando, participando en la magia del movimiento y la empatía con otros seres humanos.  El primer gesto que hacemos en cualquier baile popular es darnos la mano y de esa forma la danza se convierte en algo social, político,  y sagrado. Al ritmo de la música, la danza  hace que el corazón lata fuerte, que el alma se ensanche, y que el cuerpo desee dilatarse. Desde niña siempre me ha gustado bailar, porque  las pasiones, pulsiones, muertes y renacimientos, incluso el tiempo, la edad se ajusta a ese ritmo sagrado que nos impulsa a movernos. Algunas danzas tienen incluso mensajes cifrados antiquísimos,  y algunas en sus movimientos encierran un lenguaje hipersimbólico.
Amelia Moore, Flamenco danceLa danza igual que el Zen, tiene esa actitud corporal, en el tiempo y el espacio, que lo hace sentir diferente a como nos han enseñado en Occidente. Quizás ese es el milagro que nos atrae hacia la música y bailar.  Ese vacío benéfico que nos hace vaciar el huevo del mundo, de la creación de todas las escorias y porquerías para llenarlo con la transparencia y pureza de la luz y el sonido, del aire que se mueve en nuestros movimientos y de nuestros pies que sienten la tierra bajo ellos. Si, quien no ha danzado descalzo en casa o en el campo, incluso en la playa, no sabe que se le está escapando una de las cosas más bellas de la vida en un atardecer o una noche de luna llena.
0Este verano compartí un curso con aikidotas, dirigido por Carmelo Ríos y jamás he sentido tan claramente esa relación entre la vida, el cosmos, la Fuerza que todo lo sustenta como habría dicho el Maestro Yoda y  la danza. En las artes marciales en cierta forma se reintegraba el cuerpo, ese templo en el hombre del que hablaba Carmelo en el curso, con el cosmos. Y ese instante en que encuentras tu centro y sientes como se mueve en espiral, esa firma divina que todo y toda la creación contiene, es simplemente  mágico.  Y aquí este panda torpe, y anquilosado que olvidó cuidar su cuerpo durante años, jugando entre gráciles gacelas o tigres, pues así sentía a los compañeros…. sintió pese a su torpeza, el deseo de danzar, reír y vivir.
Esos momentos que  durante el curso se bailaba  o cuando directamente veías a los aikidotas “danzar”, eran una epifanía donde alcanzabas la serenidad, tu centro de gravedad, tu unidad con Dios, con el Universo y contigo misma. Esa es la magia de Oriente,  frente a esta anti civilización occidental que hemos creado entre todos, en la que nos convertimos en seres fragmentados, infantilizados, compartimentados y separados de todo, incluso de nosotros mismos.
Según los observaba veía como se reintegraban con el universo, pese a las apariencias no existía combate, ni competición, sino una disciplina interior que simplemente buscaba regular la energía interna, el flujo y reflujo, el yin y el yan, buscaba la unidad.. y a la vez todos los posibles, el movimiento, la transformación. La vida es ritmo, es movimiento y el ser humano forma parte de ese orden universal que nos hace estar activos, descansar, absorber, eliminar, buscar la plenitud, el vacío… en nuestros ciclos.
danza1La gota de lluvia cae, toca nuestro pelo… dentro de un equilibrio  dentro del movimiento, porque todo está ligado y es eterna transformación, eterno presente, sin divisiones, sin divagaciones… y sin embargo nos educan para vivir en el futuro o echando de menos el pasado.  Pero gracias a Dios, los orientales, eso incluye a árabes, hindúes, chinos, japoneses… tienen esa forma de vivir el presente, el instante, que es lo que me fascina de ellos.

tumblr_oibzcv1Qmy1ture5co1_500Es increíble ver como para los orientales, una danza, o servir el te, pueden convertirse en algo sagrado,  el simple hecho de beber agua, es un instante de dar gracias a Dios por ese milagro que sustenta la vida en nuestro planeta. Bailar, comer, amar, todo es sagrado.. Para mi un Dios que no está eternamente presente en mi vida, no merece ni nombrarlo… pero si, el está ahí, incluso más presente cuando canto, danzo, oigo música…. al fin y al cabo, el mismísimo  rey David, danzaba y tocaba el arpa para orar a Dios. La vida sin musica, no es vida.
DSC00271Y si Dios está en todos nosotros, y en todo lo que hacemos, sentimos y vivimos, que  sentido tiene la intolerancia, el fanatismo, la exclusión, el odio, el rencor, cuando Dios nos llama a la unidad, a lo simple, a disfrutar la belleza de la vida y las cosas sencillas esas que son gratis y son las mas valiosas .  Oir una canción, una puesta de sol, un beso, una caricia, una sonrisa, un nacimiento, el amor… Y si todo en la vida es sagrado, que mas da que religión profeses, si en esencia todas practicadas con fe y pureza buscan revelarte esa esencia divina interior que te lleva a la Unidad. La lucha de clases, por el poder, por motivos religiosos o del hombre y la mujer por ver quien predomina, no tienen sentido si vives y miras el mundo de esa forma. Y así, he sentido esa evolución en el pensamiento que me llevó a evolución en gustos musicales,  del tecno de los 80, a la clásica, a la música armenia, persa, turca, egipcia, jordana, china, japonesa, hindú, de los nativo americanos… como dijo un poeta sufí… ya no soy ni del este ni del oeste, porque en todas partes soy nómada, y allá donde voy, planto mi tienda y danzo. Porque en cierta forma es como si todos estuviéramos afectados de una ceguera pasajera y pasaramos de un umbral a otro de nuestra vida buscando la luz eterna, incluso sin saberlo.

La danza nos hace conectarnos con el entorno del que nos hemos separado. Hemos conquistado espacios abisales, y siderales pero hemos perdido la brújula, el norte, y el contacto real con los que nos rodea y la gente.  Basta ver una comida familiar de un domingo, donde todos están pendientes de su móvil y no hablan con los que tienen alrededor. Hemos perdido en nuestras vidas diarias la necesidad de movernos, de caminar, de subir y bajar escaleras… de mil cosas que ahora hacer las máquinas. Y si las sustituimos con jogging, natación, perdemos su sentido con la competición.. y a veces veo que la gente se agita pero no baila, porque han perdido ese sentido de lo sagrado, de lo ludico, del vivir en comunidad y extender la mano que sentí en el desierto entre los beduinos.

La danza es un testimonio de que estamos y pertenecemos al universo, a la gravedad , al silencio y lo sagrado. Danzar es  un rito,  porque nuestro cuerpo es un templo y es con él, con quien nos relacionamos con el universo, es nuestro vinculo con las energías del cosmos, las fuerzas, las corrientes, los ritmos, es nuestra verticalidad afirmada, es el éxtasis, es la locura de ser uno con el universo es romper la pasividad para empatizar con el creador y su obra, la danza es un mándala perecedero que creamos, aparece y desaparece. Y ahora dime… En esta noche de agosto, ¿no te apetece bailar bajo las estrellas?

Publicado por Mercedes Yzquierdo Muñoz:

https://mercedesyzquierdotraselvelodeisis.wordpress.com/2018/08/07/la-danza-un-viaje-iniciatico/

Simbolos del Temple

«Caldea, India, Persia, Egipto, Grecia, los moros, se han transmitido la magia, la ciencia más alta entre las ciencias ocultas, y que l...