viernes, 26 de diciembre de 2014

La grandeza del Toledo musulmán


Salvo las tierras del norte, España es musulmana...Toledo rivaliza con Córdoba y Sevilla, apenas pasado un siglo. Un poeta cantó: "Toledo está por encima de cuanto se dice de ella. Dios la ha adornado como a una novia, ciñendo en su cintura con un río parejo a la Vía Lactea y coronando su cabeza, con ramas como estrellas".

El Toledo musulmán, está lleno de vergeles, en los que se recolectan almendras y granadas. No lejos del puente de Alcantara, está la famosa almunia, donde se alza un pabellón que deja sin habla a sus visitantes, es conocido como "El salón de la Noria". Se ha construido una vasta extensión de agua en cuyo centro se alza un pabellón enorme de cristal, que sólo el soberano puede alcanzar con su barca. Al- Mamum, se siente orgulloso de aquella obra única en al-Andalus. Cuentan las crónicas árabes, que está hecho de cristales multicolores, y las juntas que los unen son de oro puro. Los mejores arquitectos de al-Andalus han construido  un prodigioso artefacto, que acarrea el agua a través de una noria original que vierte su agua sobre el kiosko de cristal, envolviéndole de una cortina de aire fresco. Es allí donde se retira al-Mamum, cuando el calor comienza en la reina del Tajo. Dicen que cuando por las noches se encienden las antorchas de su interior y los cristales multicolores, envuelven en su reflejo al Tajo, el efecto de su visión es de haber entrado en un cuento de las Mil y una Noches.
Canta el poeta:

"El salón brillaba como si el sol se encontrara en lo alto del firmamento y la luna llena en su cenit. Las flores llenan la atmosfera sobre el río  de dulce olor y los invitados beben a discrección. La noria gime como gimen, heridas por las llamas del amor, las amantes voluptuosas, el cielo parece bañado de perlas de cristal y rosas. Los leones de las fuentes abren sus fauces para regalar el agua a voluntad... hemos conseguido lo que ni siquiera Augusto,  y sus ingenieros llegaron a soñar".

Es normal que ante tanta belleza regalada por Dios, cualquier toledano se considere poeta. Pero es tal la inspiración que Azarquiel, publicará sus tablas astronómicas, mirando al cielo en la noche toledana. Azarquiel, más de 25 años observando al cielo, ofrecerá a la humanidad el movimiento de los planetas, la medida del tiempo y de los eclipses. Y hará una adaptación de las tablas antiguas a las coordenadas de Toledo.

Algunos ignorantes piensan que la sabiduría musulmana es simplemente "el puente" entre Grecia y los clásicos a un occidente que se ha barbarizado tras la caída de Roma. Pero no es así, los sabios musulmanes superaron a los clásicos tras sus investigaciones en Bagdad, Damasco y Toledo. No podemos olvidar que fue en Toledo, donde Ibrahim ibn Said al-Sahbi, inventa el astrolabio universal.

Toledo soñaba, respiraba, vivía, creaba,pensaba y convivía... su biblioteca en un momento dado no tiene envidia a las 70 bibliotecas de la Córdoba califal. Toledo puede compararse en ese momento con la Grecia de Aristoteles, o la Bagdad de al-Mansur.Ciudades donde la tinta de un alumno, es más importante que su propia sangre. Y aunque los musulmanes perdieron Toledo, siguieron dandole esplendor durante los siglos XII y XIII. Comienza la colaboración entre algunos sabios musulmanes, judíos y monjes cristianos.

En esa época por desgracia en un intento de los almorávides de recuperar toledo, el famoso pabellón de cristal de la Huerta del Rey, será destruido. Es curioso, como funcionan los cristianos, las famosas Tablas de Azarquiel, se convertiran en las Tablas Alfonsíes. Al menos ellas sobrevivieron con otro nombre a la barbarie de la guerra.

Nada presagia que apenas doscientos años después judíos y moros serán expulsados de España.

Cuenta una leyenda que "hace siglos en Oriente, vivía un hombre que poseía un anillo de poder, y por ello era de un valor incalculable. Su poder era volver agradable a  Dios a su portador  y hacerle jefe de su casa. Así que en cada generación el padre, lo legaba a su hijo favorito, que a su vez lo transmitía a su sucesor. Pero por fin este padre que tenía tres hijos, a los que amaba por igual no sabía a quien legarlo, todo eran dudas, es más, se lo llegó a prometer a todos. Presintiendo su muerte, llamó a un orfebre, y le hizo crear dos anillos en todo igual al original. El orfebre hizo también su trabajo que ni el propio padre fue capaz de distinguir el original de las copias. A cada uno le entrega un anillo, tras su muerte surge el estupor, pues todos reclaman la dirección de la casa y ninguno puede probar quien es el afortunado...pues al igual que le pasó a esos hijos, sucede a cristianos, judíos, y musulmanes, todos son del mismo linaje, pero pasado ya el tiempo se ven imposibilitados de probar cual es la verdadera fe".

***********
Retomando el hilo del post anterior... "Adios España querida..."

***********
Garnata al-Yahud, no es más que un reflejo de Tulaytulah, nada es comparable a la belleza de Tulaytulah...pero hoy sobre las arenas de esta playa de Cádiz, me despido. Miro al oceano y el viento agita mis cabellos. Siento que las rosas del desierto me llaman, me convertiré en polvo que se agita, en duna que no tiene hogar fijo. Es la hora de la oración del alba. Me arrodillo. Lloro y rezo.  Rezo y lloro. Duele el corazón, pero doy gracias por mi vida que me permitió conocer la Belleza del Creador. Y como duna, se que regresaré, solo resta que este polvo, lo arrastre el viento.