viernes, 14 de noviembre de 2014

Ars Toletana, se pone en marcha

El final del siglo XI y principios del XII supusieron una época de florecimiento cultural para el islam amparado por la pax turca. Los turcos no entendían de disquisiciones teológicas que minaban el Islam, se limitarían a ser los garantes de una paz pública. En el mundo árabe durante el proceso que algunos han denominado como “indo-europeización de la ciencia clásica “, los textos clásicos antiguos habían sido traducidos primero al siriaco y, más tarde al árabe. De tal suerte que los conceptos científicos terminan mezclándose con la Astrología y la Magia. En el fondo la dilucidación de lo oculto enmascaraba una interpretación científica que necesariamente debía situarse fuera del marco teológico.

La traducción de trabajos del árabe y del hebreo al latín, supuso que el nombre de Toledo fuera sinónimo en la Edad Media del término antiguo de Magia, pasando a denominar a esta como “Ars Toletana” o “Scienctia toletana”. El mundo medieval constantemente nos recuerda como quienes querían emprender el estudio de las Artes Prohibidas debían estar previamente versados en el dominio de materias tales como la cosmología, las matemáticas , la geometría o la astronomía.

Cuando alguien quiere capacitarse para ser ingeniero acude a la Universidad; pero:

¿Dónde acudir para saber diferenciar el “esoterismo.com ” del esoterismo en su amplia significación?

¿Dónde acudir a la hora de adquirir unas mínimas nociones sobre el pensamiento heterodoxo que nos prevengan de tanto “frikismo ilustrado”?

¿Dónde aprender a elucidar que hay detrás de la engañosa tramoya mágico-supersticiosa para diferenciarlo de lo que erróneamente etiquetamos como “hermético”?

Para ello hemos creado la Escuela de Misterios “Ars Toletana”, intentando reeditar aquella otra mítica academia toledana. Obviamente esto solo era posible reuniendo a los especialistas más acreditados, y lo hemos hecho amenizando los talleres con una ruta singular y secreta y una cena de sabbath muy particular…..y lo hemos hecho en Toledo, donde aún queda esa atmósfera de antaño en determinados escenarios como la llamada Cueva de Hércules, en donde tenemos pensado impartir las clases.

Podeis ampliar la información en este enlace: