sábado, 6 de septiembre de 2014

Aquel regalo de hace 30 años...

El lunes cumpliré 45 años, y aunque hace unas semanas cuando lo pensaba me entristecía... es una edad simbólica de que de lleno estás metida en la madurez. Madurez, que en estos tiempos locos, se traduce como estar en el paro, como si no tienes un hueco ya es imposible meterse en la carrera, eres vieja. Lo cierto es que me siento joven, ilusionada, aún sigo viendo y viviendo cosas por primera vez en mi vida.  Es cuando te das cuenta que eso de la vejez, es algo que tiene que ver más con un estado mental. Hay viejos de 20 años y jóvenes de 80. Vale, sus cuerpos no responden pero la ilusión, la esperanza, es algo que los años no deben quitarnos. Y aún debemos permitir menos, tener una generación de viejos prematuros.
Mi madre el 8 de septiembre de 1985, me regaló la primera edición en castellano de "El enigma sagrado". Apenas contaba 12 años cuando leía a J.J. Benitez, Peter Kolosimo, y libros de una serie de bolsillo que estaba a muy buen precio en El Corte INgles, de "Realismo Fantástico" donde comencé a saciar mi sed de misterio. Transcurridas décadas, se que tengo en casa incunables del misterio, y quizás la mejor literatura sobre esos temas que se ha escrito. Pero se puede decir que mi búsqueda seria sobre el Grial y el Temple, comenzó en aquel cumpleaños de 1985. Para cuando el mundo se escandalizó con el "Código da Vinci", yo había acumulado casi 5 estanterías de libros sobre templarios, cataros, María Magdalena, el Grial, Gnósticos...y cuando se produjo la avalancha llené otro par más.

Es normal que de vez en cuando dejé pinceladas de lo leido en libros de Andrew Sinclair, Rene Guenon, Schonfield, Robert Graves, Laurence Gardner, Margareth Starbird, Susan Haskins, Jean Robin, Karen Ralls, Evola, Fulcanelli, Charpentier... tantos y tantos autores extranjeros y españoles. De literatura medieval a pseudociencia, pasando por historiadores, genealogistas... todo lo referente a estos temas que ha caído en mis manos fue leído.

Como además el tema encaja en el tema central de este blog, decidí incluir esas pinceladas de tradiciones hereticas pero que nos dejaron un legado iconografico interesante y que quizás leyendo esos temas desde todas las perspectivas, nos serán más fácil de entender.

Mis otras pasiones, además de la época medieval, el Temple y el Grial, son Egipto,  la Iberia Prerromana, y el arte prehistórico.

Hoy en honor de aquel libro que me regaló mi madre, y del cual con los años encontré mentiras disfrazadas con medio verdades y verdades, y de aquella búsqueda que comenzó el año anterior con la lectura del Perceval, hace justo 30 años... vamos a postear más datos sobre la Magdalena y su tradición. Yo hoy debería estar en Madrid, pero ya que todo se puso en contra, intentaremos que sea de alguna forma útil esa ausencia, si este viejo pc Asus, ya tan cascado nos lo permite.