miércoles, 27 de agosto de 2014

ENIGMAS MEDIEVALES: Del Grial y los Reyes Pescadores

                       "Se nombran doncellas para que cuiden del Grial... Ese fue el decreto de Dios, y estas doncellas cumplieron su servicio ante él. El Grial, selecciona su compañía noble. Caballeros devotos y buenos, resultan elegidos para guardarlo. La llegada de las altas estrellas trae a esta gente gran congoja, a  y viejos por igual. La ira de Dios contra ellos ha durado demasiado tiempo ¿Cuándo dirán si a la alegría? Os diré algo más, en cuya veracidad bien podeis creer-. Con frecuencia tienen una doble oportunidad doble; dan y a la vez reciben provecho. Reciben a niños pequeños allí, de linaje noble y hermosos. Y si en alguna parte una tierra pierde a su señor, se les otorga uno de la compañía del Grial. Deben tratarle con cortesía pues la bendición de Dios le protege. A los hombres de la familia del Grial, Dios ordena que salgan en secreto, las doncellas salen abiertamente. Así las doncellas son enviadas abiertamente desde el Grial y los hombres en secreto para que puedan tener hijos que a su vez algún dia entraran al servicio del Grial, y sirviendo mejorarán su compañía. Dios les enseña como hacer esto." WOLFRAM VON ESCHENBACH.

Según la tradición del Languedoc, María Magdalena tuvo que morir hacia el año 63 d.C. Concretamente en un lugar hoy llamado Aix-en-Provence, que en aquellos tiempos se llamaba Acquae Sextiae, ciudad famosa ya en tiempos imperiales por  la riqueza de sus aguas termales. Según la tradición languedociana, María, era la Domna del Aquae, la Señora de las Aguas.  En aquellos tiempos, había una fuerte influencia celtica y druidica en la zona, y para ellos las mujeres y diosas veneradas, siempre estaban asociadas a pozos, fuentes, manantiales y lagos.

Jesús, como Rey-Sacédorte de la Casa de Judá, en un momento dado fue iniciado en los misterios del sacerdocio de Melquisedec, a estos sacérdotes en la época de Jesús, que podían bautizar, se les conocía como pescadores. Es curioso como al desconocer estas tradiciones hebreas, cuando leemos José el Carpintero, nos viene la imagen de un señor artesano cepillando la madera, mientras que cuando Jesús llama a sus discipulos a ser pescadores de hombres, nos viene la imagen de pescadores en el mar, cuando les invita al sacerdocio sagrado de Melquisedec.

El Manual de la Disciplina que se halló en Qumran, explica que junto a los tres sacérdotes leviticos, estaban los doce pescadores del Consejo de la Comunidad, para preservar la fe de Israel. La pesca simbolica de la que hablaba Jesús, era el sacramento bautismal que se impartía masivamente en aquella época,  en el Mar Muerto, el Mar de Galilea o el Jordán. Estos últimos eran pequeños actos privados y más intimos. Los candidatos judios a la bendición sacerdotal, eran bautizados e izados en barcas con redes, de ahí que dichos sacerdotes que llevaban a cabo esos bautismos eran llamados pescadores de hombres.

De esta forma, los reyes pescadores, eran los descendientes del linaje de Jesús y la Magdalena, reyes y sacerdotes de la Orden de Melquisedec.

La filosofía grialica, se resume , en la frase que recoge la obra franco-belga del año 1200, "La alta historia del Santo Graal o Perlesvaus,  donde el rey Pescador se llama Messeus, que dice:

"Sólo preguntando ¿A quien sirve el Grial? se podrá sanar la herida del Rey Pescador, retornando así a la fertilidad de la Tierra desolada".

El relato más antiguo que habla del Grial, se lo debemos a un monje gales, en el año 717, que habla de como el ermitaño Waleran, tuvo la visión del Grial y Jesucristo. Este texto llegó al monje Helian, de la abadía de Fromund en Francia, hacia el año 1200, y a Juan de Glastonbury, y es citado además en el Speculum HIstoriae de de Vicent de Beauvais, en todos ellos el texto de Waleran, comienza así:

"He aquí el Libro de tu Descendencia. Aquí comienza el Libro de Sangréal."

En la tradición grialica, el primer Rey Pescador se llama Anfortas, deriva del latín "in fortis" ( en la fortaleza), curiosamente se corresponde con el nombre del bisabuelo del rey David, Boaz, que significa "en fortaleza", en hebreo. De ahí que Salomón, a las columnas del templo, les puso el nombre de Yakin ( decorada con granadas, simbolo de la fertilidad masculina) y Boaz. 

Dicho esto, el lector comprenderá porque es tan inusual, la iconografía de la Madonna de la Granada, o la Madonna del Magnificat de Botticcelli.

La Casa de Acqs, ( La Casa de las Aguas), es el origen de las familias, de las Casas de Toulouse, Narbona, y los reyes del Midi septimano,  en su rama masculina. Y la rama femenina originó , la iglesia celta de la Borgoña, siendo Viviane de Acqs, su alta Reina en el siglo VI.

Desde hace siglos, el nombre simbolico du Lac ( del Lago) sirvió para identificarse a los Desposiny, ya que lac, es el pigmento rojo del drago oriental que usaban las Damas Escarlata o del Lago.

Otro dato interesante es que Belen, Beth-le-em, es literalmente Casa del Pan. Pero no de un pan cualquiera, hablamos del Pan de Oro. Este pan tenía su origen en el mismo que ofrecían los sacérdotes de Karnak, al Faraón. Es el Pan de la Presencia, y David, sólo podía tomarlo con el permiso de los sacerdotes. El pan de la presencia, era uno de los secretos mejor guardados de Israel, tal es así, que Jiram de Tiro, decía que el requisito para sus favores comerciales a Salomón, eran que este "debía dar pan para mi casa".

El pan de oro, usaba el denominado oro terapeuta en polvo, dicho polvo estimulaba la producción hormonal y potenciaba la inmunidad. El pan de la presencia, era realizado por el "Maestro artesano", el carpintero, el ho tekton, o maestro del arte. En los Evangelios tenemos a dos ho tekton, José el carpintero y José de Arimatea.  Rabano Mauro, lo llama noblis decurion o lo que es lo mismo supervisor de minas. El termino decurion se acuña, en el siglo VI, en España, donde trabajaban los metalistas judios en Toledo. según la tradición judía, el heredero a la Casa de Juda, tenía el titulo de "David", fuera cual fuese su nombre, el hermano de más edad que le seguía, recibía la distinción de "josé". De esta forma, Santiago, el hemano de Jesus, tenía el titulo de José... si este era su hermano, no es de extrañar que pudiera ayudar a las mujeres a desclavarlo de la cruz  y a nadie le extrañara que le cediera su sepultura, y ninguna mujer rechistara a sus consejos.